Elección de las joyas dependiendo de tu tono de piel


Comprar joyas no es siempre tan sencillo como puede parecer, pues ninguna joya de plata u oro  se ve de la misma manera en cada persona. Todo se reduce al color y tono de la piel. La joya idónea puede tener mucho éxito a la hora de acentuar tu belleza. 

Pero recuerda que la idea de llevar joyas sobre la piel es la de sentirse especiales, únicos y relevantes. Cuando elijas una joya, asegúrate de que signifique algo para ti o para la persona para quien la compras. Ya sea una piedra de nacimiento, un colgante o un anillo, una pieza especial que brille irradiará clase, atrevimiento y estilo en cualquier contexto.


1. Determina tu tono de piel.

El matiz de tu piel es el color bajo la superficie de la piel, y es más bien a menudo que este tono entra dentro de dos categorías: cálido o frío. La mejor manera de descubrir cuál es tu tono de piel natural es mirando las venas en las zonas interiores de los brazos. 

  • Tono frío: tus venas son azules. De ser así, tu cabello podría ser rubio, marrón oscuro o negro. Tus ojos podrían ser azules o marrones claros, puedes ser parte de esta categoría si te quemas fácilmente o si tu piel es pálida o muestra señales de enrojecimiento.


  • Tono cálido: tus venas son más verdes con matices amarillos. Asimismo, puedes determinar que tienes un tono cálido si te bronceas fácilmente o si tu piel es de color ébano o café expreso.

2. Combina tu tono de piel con la joya correcta. Cuando ya sabes cuál es tu tono de piel, puedes combinarlo con las gemas y los colores metálicos de joyas correctos para conseguir una colección personal perfecta que se lucirá en ti. Tono de piel fría: A las pieles de tono frío les favorecerán más los colores de gemas rojas (rubí, granate, coral), moradas (amatista, fluorita) y azules (zafiro azul, aguamarina, lapislázuli) dando un contraste muy elegante. Este tono de piel también se combina bien con los metales blancos, como por ejemplos la plata y el oro blanco. 


Tono de piel cálida: Las personas con tonos de  piel cálida  se ve excelente con gemas de color amarillo (citrino,ágata de fuego,topacio), naranja ( topacio imperial, ámbar) y verde (esmeralda, peridoto, jade). El tono de piel cálido también se combina bien con los metales amarillos,como por ejemplo el oro amarillo y el cobre.

3. Perlas correctas dependiendo de tu tono de piel. Por lo general, las perlas se presentan en tres matices. La mayoría de las personas están familiarizadas con las perlas tradicionales blancas, pero también hay perlas rosas y plateadas. Con este conocimiento, puedes combinar tu tono de piel con las perlas apropiadas.

  • El tono de piel frío se ve bien con las perlas tradicionales blancas y rosas.

  • El tono de piel cálido se ve bien con las perlas plateadas, pero también se puede lucir con unas perlas blancas.

4. Los diamantes, los mejores amigos de tu piel Quedan fantásticos tanto en tonos de piel cálidos como fríos, y en cualquier parte del cuerpo. No temas brillar intensamente como un diamante, pues su aspecto nunca es  anticuado.

Espero que esta guía te haya aportado algunas buenas ideas y consejos sobre cómo elegir cuidadosamente tus joyas, pero ahora es el momento de pasar a la acción y dirigirse a nuestro local o tienda en línea, para descubrir qué se estamos ofreciendo ahora. 

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo